Nuevo descubrimiento proporciona información sobre el desarrollo de complicaciones en la diabetes tipo 1

Los hallazgos de los investigadores Joslin pueden conducir a la detección y tratamiento de las complicaciones a tiempo

Joslin Diabetes Center

IMAGEN: Esta es Rohit Kulkarni, MD, Ph.D., investigador principal de la Sección de células de los islotes y Biología Regenerativa del Centro Joslin Diabetes Center y profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard …. Ver más

Crédito: Joslin Diabetes Center

BOSTON – (4 de agosto, 2015) – Los científicos han avanzado Joslin comprensión de cómo el proceso de reparación celular está alterada en la diabetes tipo 1, que puede causar la muerte celular y dar lugar a complicaciones. Los hallazgos aparecen en la edición de agosto ofCell Metabolismo.

Las complicaciones son una causa importante de enfermedades graves en la diabetes tipo 1, que afectan al sistema cardiovascular, los riñones, los ojos y los nervios. “Incluso con muy buen control de la glucemia, las personas con diabetes tipo 1 también pueden desarrollar complicaciones que afectan a su capacidad de trabajo y la calidad de vida. Si pudiéramos encontrar terapias que permiten detectar complicaciones en una etapa temprana, las personas con diabetes pueden llevar una vida más saludables y productivas “, dice el autor principal, Rohit Kulkarni, MD, Ph.D., investigador principal de la Sección de células de los islotes y Biología Regenerativa Centro de Diabetes Joslin y profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard.

El progreso ha sido difícil de determinar exactamente cómo el mal funcionamiento del proceso de reparación celular del cuerpo en la diabetes tipo 1 por lo que los tratamientos eficaces se pueden desarrollar. Uno de los retos ha sido la falta de modelos animales y celulares que se pueden replicar con precisión la enfermedad humana para la investigación científica.

En este estudio, las células madre pluripotentes inducidas (iPS), que tienen el potencial de diferenciarse en cualquier tipo de célula en el cuerpo, fueron utilizados para modelar la enfermedad. Ellos se derivan de células de la piel obtenidas de pacientes que han tenido diabetes tipo 1 durante 50 años o más y son miembros del Programa Medallista Joslin de 50 años, y también de los controles sanos. “El estudio de las células iPS que vienen directamente de los pacientes con la enfermedad ofrece una gran ventaja sobre otros modelos,” dice el Dr. Kulkarni.

Los participantes fueron clasificados de acuerdo a la condición de complicaciones: Medallista + C para las complicaciones graves y complicaciones para Medallista -C ausentes o leves.

El análisis genético de las células iPS y las células de la piel mostró “diferencias notables en la expresión de genes y proteínas en el grupo Medallista + C en comparación con el grupo -C Medallista y los controles,” dice el Dr. Kulkarni.

En el grupo de Medalist + C, hubo alteraciones en el daño en el ADN maquinaria vía de punto de control que controla el proceso de reparación del ADN de las células del cuerpo. Esta maquinaria funcionó bien en el grupo -C Medallista, asegurando que se repararon las células dañadas, prevenir la muerte celular y la aparición de complicaciones. Otra prueba fue proporcionada por las células nerviosas que se diferencian de las células iPS: las células nerviosas del grupo Medallista + C eran más propensos a la muerte prematura de las células nerviosas del grupo -C Medallista.

El análisis reveló altos niveles de una molécula de ARN conocido como miR200 en el grupo Medalist + C que en el grupo y los controles Medalist -C. “Este es un hallazgo muy significativo porque miR200 juega un papel importante en el proceso de reparación de ADN,” dice el Dr. Kulkarni.

Cuando los científicos expresión reducida de miR200 en iPS y células de la piel del grupo de Medalist + C, el daño en el ADN maquinaria vía de punto de control fue restaurado y el daño del ADN se redujo en las células. Esto hace miR200 un objetivo potencial prometedor para intervenciones terapéuticas y también un posible biomarcador para la detección temprana de la aparición de complicaciones.

Los investigadores Joslin prosiguen sus investigaciones de miR200 y reparación del ADN. “Tenemos que averiguar los mecanismos exactos por los que miR200 regula el proceso de reparación del ADN y también determinar si miR200 se pueden detectar en el torrente sanguíneo y sirven como un marcador biológico eficaz para complicaciones”, dice el Dr. Kulkarni.

Planean usar las células iPS para diferenciarse en los riñones, los ojos y las células vasculares y aprender más acerca de cómo se desarrollan complicaciones en esas células. “Estas células diferenciadas podrían proporcionar una manera más rápida y más eficiente para probar qué medicamentos son más eficaces en diferentes pacientes,” dice el Dr. Kulkarni.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *