La superación de las divisiones étnicas clave para impulsar el crecimiento del mercado de valores en las economías emergentes

Kenia Un estudio encuentra un lenguaje neutro genera confianza en los mercados financieros entre los grupos divisivos

Universidad de Chicago Booth School of Business

En los talones de viaje del presidente Barack Obama a Kenia este verano, en la que el presidente de Estados Unidos pidió a Kenia para superar las divisiones étnicas, un nuevo estudio proporciona información detallada sobre el coste económico de la segregación en los países en desarrollo y cómo superarla.

El estudio, publicado inAdministrative Science Quarterly, mira cómo los actores de diversas procedencias y que compiten grupos sociales pueden llegar a identificar como miembros de un mercado común.

En “La movilización de un Mercado: La segmentación étnica e inversores El reclutamiento en la Bolsa de Valores de Nairobi, Universidad de Chicago Booth School of Business profesor Christopher B. Yenkey, considera que los efectos negativos de la segmentación social en Kenia – divisiones étnicas, las tensiones políticas, y la desconfianza de – instituciones pueden revertirse cuando los inversores potenciales a aprender sobre nuevas oportunidades de mercado por parte de terceros neutrales o cuando las autoridades enmarcan este tipo de prácticas en un lenguaje socialmente neutro.

“En los países en vías de desarrollo, grupos étnicos y sociales divisorios pueden obstaculizar el crecimiento de los intercambios financieros,” dijo Yenkey. “Cuando los grupos sociales desconfían unos de otros, eso duele el libre flujo de información y, a su vez, sofoca el crecimiento económico. Tenemos que reunir a los grupos con el fin de estimular la inversión “.

Los inversores potenciales que viven en un país con la corrupción generalizada recurrir a sus pares étnicos para el asesoramiento sobre la inversión, que a su vez conduce a la segmentación de este mercado. De hecho, los kenianos son en realidad desistan de invertir en el mercado de valores cuando los grupos étnicos rivales están ganando beneficios o cuando el mercado se identifica con sus rivales políticos. Kenia un total de 42 grupos etnolingüísticos diferentes divididos por disputas y la desconfianza.

Usando datos sobre el reclutamiento de nuevo inversor en la naciente mercado de capitales de Kenia, Yenkey identificado los mecanismos que impulsan la segmentación social, así como la integración de grupos dispares. Los datos para el estudio se extiende de 2005 hasta 2008, cuando alrededor de 1,2 millones de nuevos inversores compraron en el intercambio. La investigación de seguimiento de la ubicación y la fecha de la primera compra de acciones de cada nuevo inversor, donde vivían los inversores, y la exposición a la publicidad por radio para las ofertas públicas iniciales.

Los resultados sugieren que la forma más eficaz para superar las divisiones étnicas es a través de campañas publicitarias que utilizan el lenguaje socialmente neutra, nacional – en lugar de lenguaje asociado con las tribus o grupos étnicos – replantear el mercado como una identidad social común.

“Es contrario a la intuición, ya que lo más típicamente pensamos que necesitamos para anunciar un producto en el idioma local con el fin de señalar su legitimidad local,” dijo Yenkey. “Pero, paradójicamente, que los combustibles aumentaron segmentación.”

empresarios coloniales británicos establecieron la Bolsa de Valores de Nairobi en 1954, pero los kenianos indígenas fueron prohibidos de participar en el intercambio hasta la independencia de Kenia desde Gran Bretaña en 1963. Pero incluso entonces, la participación en el intercambio se limita a la élite. No fue hasta que la ley de privatización de 2005 que las barreras de entrada para los accionistas a pequeña escala fueron dirigidas directamente.

Si bien se centró en Nairobi Bolsa de Valores de Kenia, la investigación tiene lecciones para otras economías emergentes, entre ellas, la más reciente, Grecia. Más de la mitad de 140 bolsas de valores de los mundos se han establecido en los últimos 30 años, con cerca de dos tercios ubicados en países en desarrollo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *